El equipo que forma el ministerio de acogida en Cantabria se reunió el pasado fin de semana en Siquem para rezar, evaluar y proponer ideas para caminar a la excelencia. Para nosotros es importante que las personas que se acercan a nuestras reuniones puedan encontrar un ambiente agradable y acogedor. Que pueda sentir que la gente se preocupa por sus vidas, les preguntan, se interesan. Por eso la acogida es una labor importante en nuestra comunidad y como tal la tratamos.