Desde hace ya varios años organizamos en primavera una sesión para adolescentes en Torrelavega. ¿De que se trata? Pues la idea es invitar a adolescentes, a partir de los 14 años, a pasar un rato distendido en nuestro local escuchando música, charlando y conociendo de primera mano que se puede ser cristiano a su edad y no parecer un «bicho raro».

Habitualmente descubren que se puede hacer música actual con la que alabar a Dios, se encuentran con otros jóvenes que les hablan de su experiencia en la vida cristiana y conocen una realidad de la fe más cercana a su día a día habitual. Es un encuentro muy sencillo pero vemos como se está convirtiendo en una manera muy natural de que estos chicos entren en contacto con la Iglesia y con Jesús, algo que muchas veces les resulta una realidad muy alejada.