Estamos experimentando un momento interesante para la Comunidad Fe y Vida en Valencia: hemos sufrido muchos cambios en los dos últimos años (cambio de responsable, nuevo lugar de reuniones, cambios en los comprometidos, nuevos proyectos, hemos sorteado toda la situación Covid…) y me atrevería a decir que ahora estamos en nuevo momento de estabilidad y la sensación es la de estar comenzando un capítulo nuevo en el libro de la historia de Fe y Vida en Valencia. 

Por concretar un poco, os cuento: en el tema del Covid la verdad es que creo que fuimos el núcleo con más suerte, pues, siempre que lo permitió la legalidad, pudimos mantener, al menos mucho más que otros núcleos, las reuniones presenciales. Creo que se debe a que nuestro lugar de reuniones era relativamente grande para el número de gente que asistía a las asambleas. Pero es cierto que a principios de 2021 empezamos a ver que quizá no era tan grande, y se presentó la oportunidad de cambiarnos: El Párroco de San Agustín, Javier Llopis, que tan bien nos ha acogido desde hace 4 años en la parroquia, nos propuso arreglar una sala grande que para aquel entonces estaba llena de trastos, con humedades, paredes desconchadas… así que nos pusimos, sobre todo durante los meses de Marzo-Abril a sacar trastos, darles salida, recoger, limpiar, rascar, pintar, montar equipamiento para la sala, acondicionar, decorar… y viendo el resultado final la verdad es que ha sido un bendición contar con esta nueva sala, que nos ha permitido acoger asambleas de hasta cuarenta personas sin «miedo» a no poder respetar distancias de seguridad, así como otros eventos. 

Ahora mismo seguimos haciendo nuestras reuniones semanales, la asamblea, en esta sala y estamos muy contentos. La media semanal de asistencia es de unas veinte personas, con lo cual cabemos de sobra. Eso sí, las reuniones son con mascarilla, ventilación, etc. Una cosa interesante es que tenemos casi todas las semanas alguien que viene por primera vez: esto es muy positivo porque un objetivo que tenemos en Valencia es darnos a conocer a muchas personas. De esos nuevos algunos vuelven, otros no… pero lo importante es que todos, tanto los que vienen con más frecuencia como los que no, saben que nos reunimos ahí para alabar al Señor y buscar crecer en Él, todos los viernes a las 19:45h: llueva, truene, o relampaguee (aunque hay que admitir que en Valencia llover mucho no llueve).

Otra cosa a resaltar creo que ha sido los diferentes proyectos que hemos empezado en este último año y medio: El grupo de universitarios, diversas células, el curso Alpha que realizamos a principios de año, las adoraciones mensuales… todas estas iniciativas y otras han servido y siguen sirviendo para que muchas personas se acerquen a Dios o crezcan en su relación con Él. Aprovecho para contaros sobre una iniciativa nueva que acabamos de empezar, la hemos llamado «TÚ_2.0 Mejora tu versión» y son una serie de encuentros presenciales que realizamos un Sábado al mes en los que tratamos temas relacionados con la Inteligencia Emocional y la autogestión (conocerse a uno mismo, misión y visión personal, relaciones sociales…) y cuyo objetivo es doble: formar a las personas que tenemos alrededor en estos temas que consideramos tan importantes desde la visión de Fe y Vida y ofrecer un espacio al que poder invitar a amigos que querrías que se acercaran a Dios pero que pueden tener muchos prejuicios o no estar preparados para ir a una oración, pero que sí se pueden sentir atraídos por tratar temas de crecimiento personal. La próxima sesión será el 6 de Noviembre, y si conocéis gente interesada en Valencia a la que invitar… ¡No lo dudéis!

Ahora mismo también estamos preparando la visita de Josué y Anabel que tendremos a final de este mes y que nos hace mucha ilusión. Para esta visita hemos preparado una serie de encuentros durante el fin de semana, que creemos que nos servirá a muchos para seguir creciendo en nuestra relación con el Señor y nuestro camino de compromiso y entrega.

Todas estas iniciativas que os comento y otras que dejo fuera por necesidades del guión están, inevitablemente, cambiando muchas cosas en nuestro núcleo: nuevas personas que se acercan a nuestra asamblea o a alguna de las actividades que hacemos y que buscan crecer en su relación con Dios, otras que ya estaban pero que van tomando pasos de compromiso y de crecimiento. Personalmente me siento muy orgulloso de cómo los comprometidos de Valencia están dando pasos para tomarse en serio la misión, asumir responsabilidades sin miedo, tomar decisiones difíciles para priorizar las cosas del Señor… y quizá me atrevería a decir que estamos viviendo un momento de comunión entre los comprometidos muy chulo, muy real, y que nos sentimos muy unidos en torno a este proyecto, que no es más que el Reino de Dios hecho concreto en este núcleo de Fe y Vida y todo lo que le rodea.

Así que, para resumir, podríamos hablar de Valencia como «mucho trabajo por hacer y un futuro apasionante lleno de oportunidades». Si te acuerdas, ¡reza por nosotros!

Y si quieres saber más sobre nuestro núcleo de Fe y Vida en Valencia o quieres incluso conocernos en persona, no dudes en contactarme: alejandro.bo@feyvida.com